Cuando el Periné habla

Hasta el mismísimo pubococcígeo me tienen las noticias sensacionalistas que dicen que los partos naturales provocan prolapsos genitales. Como si parir "naturalmente" fuera peligroso y dañino para las mujeres. ¿Qué interés hay detrás de tanta estupidez? ¿Por qué se empeñan algunos en relacionar lo "natural" con lo lesivo?

De verdad que se me subleva el elevador del ano y se me constriñe.

Para empezar, en las noticias de este tipo, se confunde lo "natural" con lo vaginal. Para algunas personas (entre las que lamentablemente incluyo a algunos profesionales de la obstetricia), todo lo que sea salir por la vagina ya es un parto "natural". Nada más lejos de la realidad. Un parto fisiológico es aquel que se produce espontáneamente, en el que sólo la capacidad innata de la mujer, y la criatura que lleva dentro, interviene para que suceda esta maravilla de la vida, sin ayuda externa y sin necesidad de manipulaciones. Esto no es un "parto natural"; es una parto normal y corriente, o como deberían ser la inmensa mayoría de los partos, pues es para lo que las mujeres estamos capacitadas y preparadas desde que somos mujeres. Otra cosa es un parto intervenido o medicalizado, que es aquel parto que no se produce espontáneamente o al menos no concluye espontáneamente y sin ayudas de ningún tipo. O sea, que cuando ponemos una epidural, inducimos un parto, ponemos oxitocina o cualquier otra cosa que interfiera con el proceso fisiológico, ya no es un parto normal, aunque termine saliendo el bebé por la vagina. ¿Y por qué hago esta aclaración? Pues porque es imprescindible y necesaria para difere